martes, 18 de septiembre de 2012

aclamación


  Epifonema, alabanza, exaltación exagerada de alguien o de algo. // En Atenas, los magistrados eran elegidos por aclamación. Los senadores romanos aceptaban una proposición por aclamación cuando se inclinaban al lado del proponente. (...) Las aclamaciones pasaron al teatro en tiempo de Plauto. El actor que ocupaba la escena al final daba la señal de los aplausos con estas palabras: Valete et plaudite. Nerón llevó estas aclamaciones a los circos y a los espectáculos deportivos. //  Literariamente, aclamación significa unanimidad. (EDL) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada